viernes, 15 de julio de 2016

LA TRATA DE PERSONAS NOS DESHUMANIZA


Desde tiempos muy antiguos el tráfico de personas era conocido como trata de blancas, debido a que la práctica se originaba en un período de esclavitud donde la "trata de negras/os", era una situación aceptada por la población y el estado, en cambio, la esclavitud de personas blancas era vista como un delito.

En la actualidad el término correcto es trata de personas, el cual nos sirve para denominar a cualquier tipo de abuso, sin importar la edad, género, ni condición social.



En mi opinión, la trata de personas es un acto cruel e ilegal que atenta contra los derechos humanos.

La trata de personas es una de las actividades más ilegales y lucrativas, son miles de personas que actualmente están siendo captadas, ya sea para explotación sexual o laboral, también incluye el tráfico de órganos.

Un 80% de las víctimas de la trata de personas son mujeres y niños, podría decirse que hoy 9000 vidas están en peligro en el Perú, día a día son raptadas para fines diferentes y esto debería acabar con la ayuda de campañas y organizaciones.

Esta violación engloba los derechos humanos porque no conoce límites, ocurre dentro y fuera de nuestro país, como a través de sus fronteras, abarcando distintas regiones.

Esta ilícita acción se da por la codicia humana debido a que los traficantes realizan esto solo para ganar dinero y usan personas inocentes, vulnerando sus derechos, esto lo realizan para su propio beneficio, no les importa la vida humana, solo su ambición.

Un ejemplo claro es el de la joven Josefa Pinchi Galampa, quien fue engañada con una propuesta de trabajo de secretaria en la capital, por lo cual le pagarían muy bien, pero cuando llegó al lugar se dio cuenta que el trabajo realmente era para favores sexuales.

El primer día fue violada por el dueño y producto de esto tuvo una hija, después de mucho tiempo fue rescatada y luego rehace su vida.

En este caso, se ve claramente la trata de personas, donde la forma de captaciones es la falsa promesa de trabajo, por este medio las personas son engañadas y cuando ven la realidad, esto se convierte en una explotación laboral y sexual.

Concluyo, que esta actividad es algo que va aumentando progresivamente y muchas veces las autoridades no quieren hacer esfuerzos para detenerla, esto seguirá continuando porque las personas nunca se detienen, sin embargo, hay que tomar conciencia, porque es probable que haya esperanza en el futuro para acabar con esa mentalidad tan perversa y que se defiendan los derechos humanos, especialmente el de la vida y la libertad de todas las personas, especialmente el de las mujeres.


"SI QUEREMOS CAMBIAR EL MUNDO, EMPECEMOS POR CAMBIAR NUESTRA MENTALIDAD"

4 comentarios:

  1. La trata de personas es una de las más graves violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales. Sin lugar a dudas, los grandes niveles de desigualdad que existen en varias regiones del mundo, tanto en el aspecto económico, cultural y principalmente social, favorecen las expresiones de violencia y de explotación más aberrantes, de unos contra otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una triste realidad que nos toca presenciar. Lo que podemos hacer es denunciar cualquier caso de irregularidad que amenace con afectar nuestra integridad física y nuestros derechos.

      Eliminar
  2. Este tema es mucha importancia ,la trata de personas nos afecta mucho a toda la población ya que su objetivo es dañar la integridad de las personas y además de que es una violación de los derechos humanos.
    Aquí hay una situación muy importante la cual se esta viviendo en nuestro país y aun nadie ah hecho nada para solucionar este problema ,me gusto el video y el análisis puesto en el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario, como manifiesta nuestro país, especialmente la provincia de Talara, está viviendo actualmente una situación de inseguridad y que está muy relacionada con el presente tema que estamos abordando. Es lastimoso que personas mal intencionadas cometan estos actos tan des-humanos y que frente a esto, aún no hayamos recibido manifestaciones de la Policía.

      Eliminar